(9.4/10 de 8713)

5 consejos para comprar el mejor edredón nórdico

En el mercado es posible encontrar muchas variedades y modelos de relleno nórdico y algunos tienen precios realmente bajos, ¿y quién puede resistirse a las ofertas que se encuentran en la web?

Sin embargo, unas breves nociones sobre los factores a tener en cuenta al comprar un nórdico pueden ser de gran ayuda para comprar el mejor producto al mejor precio.

5 consejos para comprar un relleno nórdico

  1. La talla. En muchas tiendas, sobre todo online, se encuentran ofertas increíbles por rellenos nórdicos, sin embargo, muchas de esas ofertas tienen una trampa, y es que se refieren solo a una talla adecuada solo a una cuna. A tener en cuenta que la medida del relleno tendrá efectos sobre la concentración del calor, por ello, hay que comprar teniendo en cuenta que el relleno debe sobresalir unos 30 centímetros por cada lado de la cama. Por ejemplo, para un colchón de 150, el tallaje perfecto sería 220 x 220 cm.
  2. El gramaje. A mayor cantidad de gramaje mayor calidad y mejor conservación del calor. En temperaturas medias, se puede ahorrar algo comprando rellenos nórdicos de menor gramaje, pero la mejor forma de asegurarse la mayor calidad, es buscando rellenos nórdicos con un gramaje alto.
  3. El tipo de relleno. Muchas ofertas de relleno nórdico están hechas a partir de sintéticos, tener en cuenta en tipo de relleno es esencial para conseguir el mejor producto. Pluma y, sobre todo plumón, conservan mejor el calor.
  4. Control de calidad. El etiquetado puede dar excelentes indicaciones sobre el tipo de relleno nórdico ante el que nos encontramos. Las etiquetas que incluyen control de calidad son la mejor forma de reconocer un edredón nórdico de gran calidad.
  5. Edredón cuatro estaciones. Ahorro y funcionalidad, en un producto que combina lo mejor de los rellenos para todas las estaciones.

Invertir en un producto mejor, es invertir en un relleno nórdico que durará varias estaciones y que cumplirá su cometido a la perfección. Todo ello supondrá ahorro en el tiempo, tanto en ropa de cama, como en facturas.

Ver algunos modelos