(9.4/10 de 8321)

¡Bienvenido al mundo pequeño!

Pasado el puente del que todos, o casi todos hemos hecho alguna escapadita, volvemos a la rutina. Pero esa rutina puede ser diferente para muchos de nosotros.

Imagina a esa mujer que está esperando la llegada de un nuevo miembro, ¡su rutina va a ser totalmente diferente para el resto de su vida!

Hoy nos vamos a centrar en esas nuevas llegadas a este mundo loco. Antes de que llegue se nos llena la cabeza de dudas (imagino, hablo sin conocimiento de causa) y una de ellas, en lo que a nosotros nos atañe, es cómo vamos a decorar la habitación de este nuevo miembro.

Evidentemente, la personalidad de sus progenitores va a tener mucho o todo que ver, pero vamos a dar una serie de ideas que nunca están de más.

Antes de que nazca el pequeño vamos a ir preparando todo con calma y mucho mimo. Es interesante saber el sexo del bebé, bien por los colores que vayamos a usar como por los elementos decorativos.

Esperando un bebe

¿Qué vamos a necesitar?

Es muy importante crear un ambiente confortable.

¿Qué colores usamos?

Os dejo unas ideas en cuanto a combinación de colores, tanto para paredes como a la hora de elegir el color de la cortina.

Verde claro, relaja. Este color es ideal para las paredes del cuarto si el niño es nervioso, en cambio si es muy tranquilo van a venir mejor los tonos salmón, aunque esto no podemos saberlo antes de que nazca.

Azul claro, es un tono ideal si deseamos poner visillos, dejan pasar la luz sin deslumbrar y al mismo tiempo relaja al bebé.

Rojo, es un color excitante, pero tiene la ventaja de ayudar a fijar la atención. Puede ir bien para pequeños detalles del cuarto.

El blanco y tonos pálidos producen bienestar e incitan al sueño, puede ser una buena opción para la ropa de cuna y algunos textiles muy próximos al bebé.

Esperando un bebe

Con esta pequeña guía ¿Ya tienes tu idea?

Te diré que los más habituales son los tonos suaves, tipo pastel, así como los crudos y blancos. Ayudan al bebé a sentirse relajado y aportan mucha luz, dando a la habitación sensación de amplitud y serenidad.

Los toques de color se pueden dar con zócalos, cenefas… pero sin muchas estridencias.

Dicho todo esto, sólo queda que decidas dentro de nuestro gran catálogo de diseños el que más se adecue a lo que necesitas.

Vaya por delante nuestra más sincera ¡enhorabuena por tu pequeño!